Lidia Gutierres_edited.jpg

Lidia Gutierrez

     "Mujeres de lucha y empoderadas, al futuro, con la mirada siempre puesta en Nuestro Creador, Dios les Bendiga y adelante."

Lidia's Spotless Cleaning

     Sin embargo, mi hijo fue ese motor para volver a empezar y tenía que seguir luchando. Allí es cuando inicié a limpiar casas en el vecindario de Shelter Island. Con el tiempo, mis contactos comenzaron a crecer, eventualmente llegando hacer este mi trabajo primario. Fue mi entre de dinero mejor y con el respaldo de Dios, la motivación de mi bebe, y familia no había nada que me detuviera. Mi compañía floreció con él tiempo y después de 17 años tengo una compañía de limpieza bien estabilizada en la Isla de Shelter Island llamada Lidias Spotless Cleaning. Con más de 100 clientes, 3 caros de compañía, y 7 empleadas, puedo decir que mi éxito ha sido ejemplar a eso de la fuerza y determinación de la raza hispana. Voy a seguir creciendo mi compañía y mi objetivo es expandir a otros lugares

Mi

             nombre es Lidia Gutiérrez. Nací en junio del año 1963 en Comayagua, Honduras. En el año 1995, tome la decisión de emigrar a los Estados Unidos. Llegué a Nueva York, donde me esperaba mi exesposo en Southampton. El emigrar a este país significó dejar a mis cuatro hijos, Karen (de 15 años), Jeysha (12), Kelvin (8), y Franklin (3) y por consiguiente al resto de mi familia, incluyendo a mis padres. El sacrificio siempre fue por el bienestar de mi familia y por eso no me arrepiento.

     Del principio, la transición de cultura, lenguaje, y costumbres fueron los obstáculos más difíciles de mi vida. Al mes de haber venido comencé a trabajar como niñera, cuidando a dos niños Norteamericanos. La barrera del idioma fue lo más difícil, pero sumergiéndome en la cultura Norteamericana, poco a poco empecé a entenderlo más. Mis dificultades iban más allá de mi vida cotidiana, en casa sufría violencia doméstica a manos de él que en aquel momento era mi esposo. En un momento, él atentó contra mi vida, por lo cual él fue arrestado a causa de sus acciones. Por sus acciones, perdí mi primer empleo, imagino que determinaron que era un riesgo para sus hijos. Sin trabajo y sola me sentí desamparada, sin oportunidad.

Lidia Gutierres 1_edited.jpg
Lidia Gutierres 3.jpg

     Uno tiene que mantener una mira de éxito y más allá de lo inimaginable. Mis logros enseñan que uno puede, aun cuando el mundo nos da la espalda. No solamente mi éxito personal es importante porque siempre ha sido para superar las vidas de los que me rodean. A las muchachas que me trabajan y que recién han venido a este país. Les predico que todo es posible, siempre y cuando mantengan una mira fuerte, espíritu de hierro, y fe en Dios

     Mi hijo Brandon creció hasta graduarse de la secundaria en el 2021, recibiendo una beca que le pagaba todos sus estudios y ahora estudia en La Universidad de Rhode Island. Mis hijas son dueñas de casas con hermosas familias y propias compañías y como madre eso es el éxito más grande. Y mis hijos también con sus hermosas familias son trabajadores y luchadores que no se rinden hasta cuando la vida les pone obstáculos y dificultades. El espíritu latino es uno que no es fácil de vencer y nuestros logros les va a enseñar a muchas generaciones que, con sacrificio, determinación y esfuerzo, TODO es posible. Todo el sufrimiento valió la pena.

Lidia Gutierres 2_edited.jpg

     Pero Dios trabaja en maneras inesperadas, por medio de una amiga llamada María encontré trabajo en Shelter Island. Allí trabajé nuevamente como niñera por 4 años hasta un momento en el 1999 cuando una emergencia familiar me urgió volver a Honduras. Cuando fue solucionado todo decidí volver con dos de mis hijos, Jeysha y Kelvin. Juntos volvimos a los Estados Unidos para lograr el sueño Americano. Volviendo a Shelter Island, encontré trabajo en un Deli como cocinera, ganando un sueldo suficiente para mantener a mis hijos. En el 2002, conocí a un hombre excelente que luego se hizo mi pareja dándome mi quinto y último hijo, Brandon. Mis ilusiones de una familia pronto se volvieron recuerdos cuando mi pareja decidió abandonar el hogar dejándome con mi hijo de apenas un año de edad. Volví a estar en la situación que más sentía, sola y desesperada.

     "Mujeres de lucha y empoderadas, al futuro, con la mirada siempre puesta en Nuestro Creador, Dios les Bendiga y adelante."

Lidia’s Spotless Cleaning

631-276-3734

 

P.O. Box 455, Shelter Island, NY 11964

 

lidiascleaning.si@gmail.com